Skip to content

Menorca dedica el año 2023 al centenario de Josep Mascaró Passarius

El Consell ha decidido este lunes por unanimidad colaborar en todos los actos que se lleven a cabo

Pleno del Consell de Menorca esta mañana
Pleno del Consell de Menorca esta mañana

“Al cumplirse los cien años del nacimiento de Josep Mascaró Passarius se renueva el reconocimiento y la gratitud de la primera institución de Menorca hacia este ilustre ciudadano, por su contribución al conocimiento y la difusión de la geografía, la historia, la arqueología y la toponimia de Menorca“, por esto el Consell de Menorca participará, a lo largo del año 2023, en los actos de reconocimiento y difusión de la vida y obra de Josep Mascaró Passarius que se lleven a cabo, especialmente en colaboración con las entidades que ya han manifestado la intención de celebrar el centenario de Josep Mascaró Passarius, como el Ayuntamiento de Alaior, el Institut Menorquí d’Estudis, el Centro de Estudios Locales de Alaior, la Sociedad Histórico Arqueológica Martí i Bella, la Sociedad Arqueológica Lul·liana, y otras entidades que promuevan actividades de conmemoración y reconocimiento”.

Así lo ha aprobado por unanimidad el Pleno del Consell de Menorca reunido este lunes.

Josep Mascaró Passarius, nacido en Alaior en 1923 y fallecido en Palma en 1996. De formación autodidacta, llevó a cabo una gran labor investigadora sobre la geografía y la historia de Menorca y Mallorca, y sus trabajos son una referencia ineludible.

En 1952 publicó el Mapa general de Menorca y el Mapa arqueológico de Menorca. Especialmente el segundo ha tenido una gran difusión entre el público local y visitante hasta nuestros días, con numerosas ediciones. A partir de estos dos mapas Mascaró elaboró el Corpus de toponimia de Menorca, obra inédita hasta que en 2004 el Consell de Menorca la editó, con la colaboración de Sa Nostra Caixa de Baleares y el Grupo Serra.

Buscador incansable de los vestigios materiales del pasado sobre nuestro territorio, en sus recorridos por las islas de Menorca y Mallorca descubrió restos arqueológicos hasta entonces desconocidos, e inventarió todos los monumentos y yacimientos que identificó. Este intenso trabajo sirvió de referencia para que en 1966 el Ministerio de Educación y Ciencia, declarara monumentos históricoartísticos todos los yacimientos prehistóricos y protohistóricos de las islas de Menorca y Mallorca.

Fue galardonado con el premio Jaume I del Instituto de Estudios Catalanes en dos ocasiones, primero en 1957 por la obra Los monumentos megalíticos en la isla de Menorca, y en 1983 por el ya mencionado Corpus de toponimia de Menorca. En 1960 recibió el premio Josep Maria Quadrado de los premios Ciutat de Palma por La cultura de los talayots. En 1964 le fue concedido el premio Josep Puig i Cadafalch de arqueología y historia antigua, del Institut d’Estudis Catalans, por el estudio Prehistoria de las Baleares. En 1968 recibió el premio Joan Ramis del Ateneu de Maó por la obra Las taules. Premio de arqueología balear en 1972. En 1989 la Obra Cultural Balear le concedió el premio Manuel Sanchis Guarner por su participación en el Onomasticon Cataloniae dirigido por Joan Coromines. En 1996 recibió la Medalla de Oro del Govern de las Islas Baleares, y en 2004, a título póstumo, el Premio Maria Lluïsa Serra Taula de Oro del Consell de Menorca, en reconocimiento a su contribución sobre patrimonio cultural, arqueología y toponimia.

Es hijo ilustre de Alaior, su villa natal, y tiene calles dedicadas a Alaior, Ciutadella y Palma.


Deja un comentario

Your email address will not be published.