Otra Binicala: Binidalí

Sí, si empieza por Bini- (en península por Beni-): ven a verla. Binidalí es pequeña, coqueta, virgen, protegida por su orientación. Es ideal para venir en pareja y es un pequeño secreto a voces entre sus frecuentadores.
La arena es poca, pero suficiente, pues en la roca no faltan sitios desde los que arrojarse a sus límpidas aguas turquesas y mansas. El acceso es fácil y está a la vez cerca y lejos de todo. Madruguen y no se la pierdan, o alternativamente vengan al atardecer, o incluso a un chapuzón nocturno de verano. Por mucho que les digamos, solamente a través de su uso y disfrute descubrirán el verdadero encanto de esta maravilla entre rocas. Si es Bini, ven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *