La playa de Cala en Bosch, agua cristalina y color turquesa

playa calan bosch

Es curiosa la sensación que uno tiene en la playa de Cala en Bosch. Estamos ante una de las zonas de Menorca más urbanizadas. Sin embargo, las características de las edificaciones hace que desde la playa uno apenas se percata de esta circunstancia.

La densa vegetación que rodea la playa camufla la planta de alojamiento existente en este núcleo. A 100 metros del arenal encontramos un pequeño puerto deportivo. Pero la playa de Cala en Bosch es una piscina natural en toda regla. Rodeada de rocas, el color de sus aguas y su pureza la convierten en una preciosa zona de baño.

A pesar de todo, el único inconveniente que presenta esta playa es la masificación. Los meses de julio y agosto registra una densidad importante. Pero vale la pena la experiencia. Dispone de restaurante a pie de playa, lanchas de pedales y alquiler de hamacas y sombrillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *