Comer en el Baristiu

En Cala Morell hay dos opciones para mojar el gaznate y llevarse algo al buche. El Baristiu, al borde del agua, y el Troglodita, en la urbanización. Dado que de playa vamos, en la playa nos quedamos, y vamos al Baristiu.
Aquí ocurre lo que en muchos otros sitios: hay que ponerse en situación. Por mucho que las guías se empeñen, no desmerece el apelativo de chiringuito para algunos establecimientos, y nos advierte claramente sobre lo que nos podemos esperar. Este es el caso que nos ocupa, el Baristiu no es un restaurante, y como tal se quedaría bastante atrás habida cuenta de la oferta gastronómica de nuestro litoral. El Baristiu es un chiringuito, y como tal obtiene un sobresaliente, porque junta los elementos necesarios para ello. Tiene una oferta variada de carnes y pescados en sus presentaciones más básicas, con mención especial a la parrillada de pescados. Tiene menú para niños, tiene la cerveza helada y una terraza que invita a quedarse horas a disfrutar del paisaje en chanclas y bañador. Habida cuenta que Cala Morell tiene poca afluencia de público, en los meses más concurridos muchos encontrarán aquí el solaz que iban buscando en la isla de la calma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *