Camí de cavalls


Desde la punta del faro de Artrutx hasta cala Galdana hay veinte kilómetros de Camí de Cavalls dividido en dos etapas y con cala en Turqueta como epicentro. Es el camino de las calas vírgenes del sur y, lo hagamos como lo hagamos, la expectativa es pasar por pinares, barrancos y playas de auténtico lujo salvaje, sin urbanizaciones ni servicios, en áreas protegidas en las que la isla nos brinda lo mejor de sí misma.
Alternando la roca con el brezo y la jara por este camino de ronda, los amantes de la observación ornitológica tendrán su premio en el humedal de Bellavista. Quien quiera un buen colofón tendrá en cuenta el bar restaurante sito al pie del faro de Artrutx, o el chiringuito a modo de parada de refresco de Macarella, y quien quiera buenas fotos no va a tener espacio en su dispositivo para almacenar lo que el ojo puede ver en esta concatenación de miradores y caminitos que reservan una sorpresa detrás de cada curva. Si tiene el senderismo profesional sus categorías, habría que añadir la de senderismo romántico para estas dos etapas, que son absolutamente inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *