Macarella y Macarelleta, el lago azul

La afamada película “el lago azul”, que lanzó al estrellato mundial a Brooke Shields en 1980 y que cuenta la historia de la novela homónima en la que dos niños náufragos descubren por sí mismos la vida y el amor en una isla tropical, fue rodada en parte en la isla privada de Nanuya Levu, en Fidji, hoy sede de un resort de lujo. Las tribulaciones de la joven pareja de adolescentes ha dejado huella en el imaginario de varias generaciones y quien viene a Macarella y Macarelleta no se libra de evocar esas escenas en primera persona.
Se las tiene por las calas más fotografiadas de toda Menorca, y tienen con qué: parecen más tropicales que mediterráneas. Cualquiera que las vea fuera de contexto diría que son Jamaica, Bahamas, Seychelles, Maldivas o Isla Nubla, sede de Jurassic Park.
Para llegar a este regalo de la naturaleza hay treinta minutos de marcha desde Cala Galdana o quince desde el párking gratuito y cinco desde el de pago. En Macarelleta se practica el nudismo y hay diez minutos a pie entre ambas. Sorprende la presencia de chiringuito y socorrista y abundan los barcos de fondeo, pues estas sí que son el secreto peor guardado de Menorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *