Camí de cavalls

Desde cala Tirant, y siempre hacia el sol poniente, el camí de Cavalls se pone serio, muy serio. Tan serio que transita por una zona declarada de especial interés por la Unión Europea. Tan serio que también es zona de protección de especies de aves. Tan serio que pasa por el antiguo asentamiento romano de Sanisera, yacimiento arqueológico que todavía hoy no deja de sorprender a los especialistas. Tan serio como que recorre la zona deshabitada más extensa de toda la isla, para los más enconados senderistas.
Para los que no lo somos tanto, pero amamos todo esto, es bueno prever tres horas y media de marcha entre Tirant y Pregonda. Llevar bastante agua es de rigor, y añadir otras dos horas de no marcha en la hoja de ruta también. Hay mucho que ver en este recorrido entre sistemas dunares, zonas húmedas, playas, acantilados de la Menorca más antigua de todas, la que primero emergió del fondo del mar y desde la que se fue sedimentando la isla que conocemos hoy. Aquí el paisaje es primigenio y está lleno de la mayor fuerza telúrica posible. Tanto es así que hasta sus botas recordarán para siempre haber pasado por aquí.
La torre de defensa de Sanitja y el faro de Cavallería son paso obligado, pero esdrújulo para quien viene a gozar de la naturaleza en bruto.
Planear el regreso con el mismo tesón que la ida es tan importante como el recordar que el único punto de refresco es el restaurante de Binimel-la… que ni mucho menos tiene porqué estar abierto en el día u horario que se pase por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *