Secretos de oriente: Tortuga y Presili

Presili, o Capifort, disfruta de varios privilegios. En primer lugar, ofrece un amanecer épico, con el faro de Faváritx como guía solar y con ausencia casi total de compañía en la playa, porque pocos tienen arrestos para llegar hasta aquí a la hora señalada.
Para venir a Presili hay que coger el coche y, justo antes de llegar a Faváritx, hacerse con un buen sitio en el lateral de la carretera para poder hacer a pie el descenso hacia la playa. Sus arenas, sin ser blancas caribeñas, son puras, doradas y acogedoras. EL lugar es totalmente virgen e invita a la contemplación y al baño. Cubre hondo y no hay contaminación ninguna. Al ser una playa de paso hacia Tortuga, como lo es Binimel-la hacia Pregonda, son muy pocos los extraños que hacen parada seria. Sin embargo lo vale por derecho propio. Eso, claro, es beneficio de unos pocos, como ahora de usted que se ha parado a leer estas líneas.
Cala Tortuga, o Arenal de Morella, toma el nombre del hábitat de tortugas que pueblan la vecina laguna de Morella. Aquí también se disfruta de la vista del faro en primer plano, de arenas blancas y de aguas turquesas, siendo además punto preferente de naturistas. Se viene por el mismo camino que el de cala Presili, pero andando un poco más. También es muy virgen y se recomienda venir bien dotado de agua mineral.
Ojo. Están ustedes en el corazón de un Parque Nacional. Se ruega encarecidamente que respeten el entorno y que solo compartan la experiencia con gente que lo merezca. Las tortugas se lo sabrán agradecer. 😉

Un comentario en “Secretos de oriente: Tortuga y Presili

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *