¡Ey, vaquero, a comer al Big Als Ranch!

A primera vista el restaurante Big Als Ranch es muy original. La estructura del edificio está decorada con madera oscura, muy al estilo lejano oeste, y alrededor del local hay figuras de cowboys, caballos e indios, con las que hace bastante gracia fotografiarse. Y luego, al entrar y pedir la comida, los platos (o más bien platazos) te dejan con la boca abierta. Hay parrilladas de carne con patatas y ensalada, hamburguesas de campeonato, calamares a la romana… Todo muy suculento. ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *