Saltar este contenido

El acceso a internet nos aleja de la lectura del libro tradicional

Los datos de la Biblioteca Pública de Maó arroja interesantes conclusiones del cambio de hábitos que tenemos los menorquines

La lectura en papel baja, pero no desaparece
La lectura en papel baja, pero no desaparece
La Biblioteca fomenta cada vez más otros formatos, como los libros electrónicos


Hay una merma de un 10% en la sección de préstamos de libros y eso es debido a que cada vez más personas obtienen recursos de ocio a través de su teléfono móvil u ordenador. Según el director de la biblioteca Pública de Maó Francesc Florit Nin, eso demuestra una tendencia pero no tiene porqué ser mala. La gente lee tanto o más, pero utiliza otros soportes. Por otro lado, la Biblioteca se convierte en un centro de actividad cultural en el que muchas personas se acercan, usuarios habituales o no, para aprovechar los muchos recursos que hay, así como la programación de actos que se van haciendo a lo largo del año.

De hecho, las visitas han aumentado un 8% y hay 896 nuevos usuarios.

La estadística revela como punto destacado el camino que está tomando la Biblioteca: un aumento de un 36% de actos o actividades propios y un 32% más organizados por otras entidades en el seno de la Biblioteca.
S

egún Florit Nin, se trata de un nuevo reto para la Biblioteca al convertirse en un referente de la actividad lúdica y cultural para casi todos los tramos de edad.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.