2016: Mejores cada día – menorca al día
Skip to content

2016: Mejores cada día

Una opinión de Lola Maiques Flores

Sol y mar. FOTO.- discoverymenorca.com

Un final de año muy duro para un año especialmente duro. El año, que había comenzado rebosante de esperanzas, de ilusiones, de proyectos, transcurrió barriendo implacable las buenas expectativas y finalizó con una conversación dolorosa e inesperada- el silencio, aunque sea por intuición, puede ser un buen compañero- y con una despedida no por más esperada menos dolorosa.

Para hacerle justicia al año recién despedido, también hubo buenos momentos. Reencuentros gratificantes, aprendizajes valiosos, puñados de palabras reconfortantes en charlas, reales o virtuales, tejidas de cariño, de admiración y respeto, y tiempo robado a la monotonía para disfrutar de cielos claros, caricia de sol y brisa, de risas y sonrisas, de mar y montaña.

Pero nunca, quizás, como aquel, el año nuevo se aventuraba incierto. Incierto en lo general, con un contexto político, social y económico convulso, y en lo particular, con tantas incógnitas por despejar. ¿Cuántos – se preguntó- comenzaban 2016 así? ¿Por qué parecía todo tan inestable cuando, según se cacareaba, lo peor de la crisis había pasado?

El año se estrenaba lleno de dudas para muchos, eso no había discurso institucional que lo cambiase, pero acompañado de como mínimo dos certezas abrumadoras. Se estrenaba con música en centenares de rincones del planeta- el tradicional Concierto de Año Nuevo lo atestiguaba y la música siempre es un buen comienzo-  y con 366 días por delante para invertir la tendencia.

366 oportunidades únicas para un año mejor en el que nosotros, mejores cada día, seamos los protagonistas. Esa frase -sólo la frase desnuda, sin una imagen o una animación que le acompañase- entre otras muchas con las que se había dado la bienvenida al año, le había gustado por el propósito para 2016 que contenía.

Quizás en 2016 no habría que aspirar a tener más- salud, felicidad, trabajo, amigos, seguidores…- sino a ser mejores,  mejores cada día, porque en un contexto incierto y convulso, sólo la excelencia, individual y colectiva, permite superar con éxito todos los obstáculos y ayuda a crecer personal, profesional y socialmente, incluso, sobre todo, en la adversidad.


Deja un comentario

Your email address will not be published.