10 cosas que hay que saber antes de salir a pasear a pleno sol – menorca al día
Skip to content

10 cosas que hay que saber antes de salir a pasear a pleno sol

El buen tiempo anima a muchos menorquines a exponerse al astro solar sin recordar que la prevención es salud

Poniéndose morenos
Poniéndose morenos
La mayoría conocemos los peligros del sol, pero nos exponemos igualmente

En la fórmula (dia de fiesta) + (buen tiempo) parece que nada falla. El más pintado aprovecha para acercarse a la costa, aún casi vacía e indómita, a escoger un nuevo tramo del Camí de Cavalls para dar un paseo o simplemente sacar la tumbona del trastero. Pero en estos momentos del año los índices de radiación solar ya apuntan lo suficientemente alto como para que tengamos en cuenta algunas consideraciones. Las repasamos. Aunque muchas ya las conozca, lo cierto es que pocos las ponen todas en práctica.
1. Prohibido hacer la siesta tomando el sol. Quedarse dormido en las horas centrales del día, entre las 12 y las 16 horas, es simplemente irresponsable. Mientras estamos en brazos de Morfeo, el sol va tostándonos la piel sin remisión y solo nos daremos cuenta de las quemaduras cuando ya sea tarde.
2. Si descomponemos un rayo solar, hay dos tipos de radiaciones (UVA y UVB) que son las responsables del envejecimiento prematuro de la piel y de las quemaduras solares. En la farmacia hay productos en los que se indica si protegen para estos casos.
3. Para escoger la crema de fotoprotección adecuada es de gran utilidad dejarse aconsejar por un farmacéutico; conviene utilizar un tipo de crema diferente para las partes del cuerpo donde la piel es más fina o sensible (como en la cara o encima de las orejas). También debemos tener en cuenta que si vamos a tomar el sol en un horario u otro, el factor de protección también debe ser distinto. Además, hay diferentes tipos de crema en función de la tonalidad del color de la piel que tengamos y que hay cremas específicas para niños.
4. Los productos que tienen una composición que protege de los rayos del sol tienen fecha de caducidad y pierden sus propiedades de un año para otro. Deseche los antiguos, aunque no los hubiera terminado. La aplicación sobre la piel se debe hacer una media hora antes de exponerse al sol y sin que ésta esté mojada. Luego se debe repetir la aplicación cada dos horas.
5. Si se tapa el cielo con unas nubes que ofrecen sombra, póngase crema igualmente. Los rayos del sol que afectan a nuestra piel, siguen actuando a través de las nubes.
6. Si una mancha de nuestra piel cambia de color, tamaño o forma, tenemos que avisar al dermatólogo.
7. Los productos de farmacia han avanzado mucho, pero no garantizan la inmunidad al sol. Dicho de otro modo, pese a llevar protección, es mejor evitar las largas exposiciones al sol.
8. Los niños menores de tres años son especialmente sensibles a la exposición solar, lo que significa que debemos utilizar ropa para cubrirles la piel. Ésta debe ser cómoda y transpirable. También, pese a la ropa, deben llevar cremas de fotoprotección adecuadas para su edad. Se recomienda que utilicen gafas de sol y que beban agua con frecuencia.
9. Cuando pensamos en cremas solares, a veces se nos olvida que también hay que proteger labios o cabello, para lo que existen productos específicos. En el cuerpo hay lugares más sensibles a la radiación solar; cara, cuello, calva, manos, empeines, escote, hombros y orejas.
10. Para mejorar la protección de nuestra salud, utilizaremos sombreros, gafas de sol, ropa transpirable de manga larga, gafas de sol y, como en el punto en el que hablamos de los niños, una hidratación regular a base de agua. Tras una jornada en la que hayamos estado expuestos al sol, conviene hidratar la piel con una crema que devuelva la humedad que ha perdido por estar expuesta al sol.


Deja un comentario

Your email address will not be published.