Los jóvenes, los más precarios – menorca al día
Skip to content

Los jóvenes, los más precarios

Según Gadeso, las políticas públicas destinadas a mejorar la situación de los jóvenes han sido claramente insuficientes

La precariedad se ceba con el colectivo juvenil.
La precariedad se ceba con el colectivo juvenil.

Gadeso ha hecho públicos los resultados de un estudio dirigido a desgranar la situación de los jóvenes de Baleares tras la crisis económica.

El estudio se articula en varias cuestiones, nivel de formación de nuestros jóvenes, principales preocupaciones y problemas que encuentran y finalmente la entrada de dichos jóvenes en el escenario laboral.

En cuanto a formación se destaca que por la naturaleza del mercado laboral de las islas dedicado principalmente al sector servicios, los jóvenes tenían facilidad en el pasado para encontrar trabajo antes de acabar la secundaria, lo que ha repercutido a la larga en la creación de un sector de población juvenil que actualmente carece de la formación suficiente para adaptarse al mercado laboral que ya ha cambiado.

Así pues la tasa de escolarización hasta los 16 años alcanza un 86,2% en Baleares mientras que la media estatal es ligeramente superior 95,1%. La media balear es superior a la estatal  en referencia a abandono escolar, 26% en Baleares frente al 18,2 % estatal, y en referencia a jóvenes entre 16 años y 29 que ni estudian ni trabajan, un 19% en Baleares frente a un 18% estatal.

Del colectivo comprendido entre jóvenes de 16 a 29 años, un 47,8% ha finalizado la educación secundaria, un 29,1% posee estudios más allá de la etapa secundaria, un 2,9 % tan solo posee estudios de primaria y un 20,2 % tiene estudios superiores. El estudio revela que cuanto mayor es la formación de los jóvenes mayor es su tasa de empleabilidad, un 82% de los que han acabado superiores se mantiene en situación activa laboral mente frente al 51% de los que tienen algún tipo de formación post secundaria y el 58% de los que tan solo han logrado completar su educación secundaria. En cualquier caso se destaca que la mayoría de trabajos a los que los jóvenes tienen acceso, suele ser precario. Punto muy importante pues esta ligado directamente con la dificultad de acceder a una vivienda. Se destaca que tan sólo el 22,5% del grupo de estudio están emancipados y que hay muchos casos de jóvenes con formación superior que están trabajando en puestos muy por debajo de su formación debido a la oferta precaria que de momento domina el mercado laboral.

Un 74% de los jóvenes entre 16 y 29 años se encuentra trabajando frente al 25,6% que se encuentra en situación de desempleo,no obstante de ese 74% un 57,3% debe su actividad a contratos temporales y muchos no están a jornada completa así que la situación no es que sea idílica para este grupo que se encuentra trabajando.

La mayoría de puestos de trabajo ocupados por jóvenes pertenecen al sector servicios por lo que los trabajos que emplean a más jóvenes en Baleares son por orden, camareros, barmans, seguidos por personal de tiendas y almacenes y finalmente puestos de cocina.

Dada esta situación se deduce el porcentaje del salario de los jóvenes destinado al pago de un alquiler, este año los jóvenes de Baleares deben destinar de media un 36% más que el año pasado y la situación es todavía más dramática en los menores de 25 años que al tener empleos más precarios deberían destinar de media más de lo que cobran para pagar un alquiler.

Los jóvenes se muestran críticos con las políticas publicas que deberían ayudarles a hacer frente a todos estos factores, políticas que desde Gadeso, son calificadas como evidentemente insuficientes.

Finalmente dadas las circunstancias, el estudio aborda la cuestión de que tanto por ciento de jóvenes estarían dispuestos a trasladarse para mejorar su situación. Un 95% no tendría problema en trasladarse a otro municipio, un 79% a otra comunidad autónoma y un 61% estarían dispuestos a trasladarse al extranjero.

 

 

 


Deja un comentario

Your email address will not be published.