El gran día del Hestia Menorca – menorca al día
Skip to content

El gran día del Hestia Menorca

El equipo de Oriol Pagès quiere sellar la permanencia este domingo con un triunfo en Bintaufa ante el Óbila

Asistencia de Jan Orfila (Fotos: Tolo Mercadal)
Asistencia de Jan Orfila (Fotos: Tolo Mercadal)

Día 21 de abril, Domingo de Resurrección, puede ser una de esas fechas que se quedan grabadas en la memoria colectiva del club y afición, porque puede ser el día en el que el Hestia Menorca celebre la permanencia. Y que mejor que hacerlo ante su afición, al calor de dos mil fieles seguidores, que han sufrido, han animado y son el auténtico jugador número 6 del equipo.

Para que la celebración por la permanencia se pueda llevar a cabo, el equipo que dirige Oriol Pagès debe vencer al Óbila Club de Básket, olvidándose así de resultados ajenos y pensando en asaltar la primera posición del grupo, compartida actualmente con Morón y Albacete.

El conjunto isleño ha afrontado la fase decisiva de la Liga en el mejor estado de forma posible, ofreciendo los mejores partidos de la temporada en el sector más importante de la temporada. Si echamos la vista atrás, justo un año, el equipo también mostró su mejor versión en el momento decisivo de la histórica temporada del ascenso a LEB Plata. 

Richaud Pack, ante la defensa del Plasencia.

Pitu Jiménez ha llegado al final de la temporada mostrando de lo que es capaz, dirigiendo, anotando y asistiendo. Andreu Matalí, mostrándose intratable en la pintura menorquina. Miso ofreciendo un recital desde el 6’75. Pack, probablemente el jugador más regular del equipo, rayando a un gran nivel a lo largo de la temporada. Okeke, ¿qué decir del idolatrado jugador por parte de la afición menorquina?; el dueño absoluto de la pintura, su colección de mates y tapones y su adaptación a la Isla le han convertido en un ídolo en Bintaufa.

Esta es una buena muestra de como llega el equipo al partido más importante de la temporada, ese que debe acabar con una merecida fiesta por la permanencia, porque ese era el objetivo y éste está a punto de certificarse. Queda una última piedra, el Óbila, que no pondrá las cosas fáciles. Habrá que poner todos los sentidos, mostrando todas las virtudes que han llevado al equipo a abrazar la permanencia con cuatro jornadas de antelación.

El “Factor Bintaufa” será, como siempre, decisivo, ese factor diferencial con el resto de equipos, que da un plus del que se deben aprovechar los jugadores menorquines, ya que dos mil personas llevarán en volandas al equipo hacia la permanencia, y a grabar, con letras de oro, otra fecha histórica para la joven trayectoria del Bàsquet Menorca.

El Pavelló Menorca recibirá a un equipo necesitado de victorias, el Ávila Auténtica-Carrefour El Bulevar.  Pese a que ha enlazado dos victorias consecutivas, se encuentra en zona de descenso, en la décima posición, una victoria por debajo del Baskonia, que es el que se encuentra en la sexta plaza, última que da derecho a continuar en la categoría.

Miso penetra a canasta.

No será un rival sencillo, por la posición que ocupa, que a cuatro jornadas del final no le permite demasiados tropiezos más. si no quiere verse en EBA, tras permanecer 9 temporadas consecutivas en LEB Plata y 2 en la extinta LEB Bronce. Las dos últimas jornadas parece haber levantado cabeza, consiguiendo dos victorias que le han dado aire, la primera, cómoda ante La Roda y la última ante el primer clasificado del grupo, el Morón.

El jugador Biram Faye, catalizador del juego del Obila,  se está erigiendo en el jugador más decisivo en esta segunda fase, mejorando los números de la primera,  con 13’8 puntos, 10’1 rebotes y 19’3 créditos de valoración por partido. Sin duda, el senegalés está siendo el jugador más determinante del equipo, mostrándose como un valor seguro en la pintura del equipo de Ávila.

Pero no es el único jugador a tener en cuenta. Hombres como Guillermo Mulero, que dobla los números de la primera fase de la competición, de 7 créditos de valoración ha pasado a 14 en esta segunda fase, el venezolano David Cazorla, pese a que ha bajado sus números en este tramo de la competición, o Alfonso Ortiz, una de las amenazas desde el tiro exterior, deberán ser vigilados por la defensa menorquina.

El partido se jugará en un horario poco habitual para la afición menorquina, este domingo, a partir de las 12 horas, siendo Jose María Olivares y Eva Areste, los encargados de impartir justicia.

(Texto: Xus Rotger – deportesmenorca.com)


Deja un comentario

Your email address will not be published.