¿Podría Menorca incorporar energía mareomotriz? – menorca al día
Skip to content

¿Podría Menorca incorporar energía mareomotriz?

En la teoría es una gran idea, pero en la práctica falta mucho por hacer. Uno de los principales inconvenientes es el impacto visual que supone

Cuando sopla Xaloc, Llebeig o Tramuntana nos acordamos de la fuerza del mar
Cuando sopla Xaloc, Llebeig o Tramuntana nos acordamos de la fuerza del mar
La energía del mar se podría aprovechar, pero hay que investigar más cómo hacerlo

Menorca quiere incorporar más energías limpias. Como decían el título de aquella canción de Heroes del Silencio, el mar no cesa. Y eso es una fuente de energía natural constante y aprovechable. Las principales ventajas de la energía mareomotriz son que se trata de una energía renovable y silenciosa. No produce gases de efecto invernadero. Se pueden obtener grandes cantidades de energía de una manera muy eficiente e ilimitada ya que las olas y las mareas suelen ser muy regulares, por lo que la obtención de este tipo de energía es mucho más fácil que otras renovables.

La mayor desventaja es el impacto importante en el medio donde se instala. Como cualquier otra energía sostenible o renovable debe estudiarse detalladamente donde va a instalarse, para tener en cuenta el impacto medioambiental y valorar si la cantidad de energía que se va a obtener justifica su instalación. Sólo en ciertos emplazamientos adecuadamente seleccionados donde las mareas son significativamente elevadas, la energía mareomotriz puede generar grandes de cantidades de energía. En cambio en el resto de emplazamientos su instalación supondría más problemas que ventajas. No se puede esperar que haya regularidad en efectos como la rissaga del puerto de Ciutadella o que el vaivén de las olas en cualquier otro lado de la costa proporcione suficiente generación de energía como para hacer la infraestructura que precisa. Otro inconveniente importante es el económico, ya que la inversión inicial para la construcción de una central mareomotriz es elevada, aunque el coste por kilowatio de energía generada será menor que en muchos otros tipos de generación energética.

El principal ejemplo de una instalación mareomotriz en Europa lo tenemos en la Central Mareomotriz del río Rance en Francia, que con 240 MW de potencia es capaz de suministrar anualmente la totalidad de la energía eléctrica que utiliza una ciudad como Rennes a un coste menor del que se paga en España por la electricidad. Claro que en este estuario, la diferencia entre la marea alta y la marea baja es de 13 metros.


Comment

  1. Pensar en “arboles solares” cuyas hojas movidas por el viento y las brisas producen energía y no son tan ofensivos al medio ambiental.

Deja un comentario

Your email address will not be published.