El concurso literario ‘Des de casa, Maó vint vint’ escoge a sus ganadoras – menorca al día
Skip to content

El concurso literario ‘Des de casa, Maó vint vint’ escoge a sus ganadoras

Carlota Fluxà y Ana Haro suben al podio de las dos categorías del certamen organizado por el Ajuntament de Maó

Ana Haro dedica su vida a las letras
Ana Haro dedica su vida a las letras
Es una de las ganadoras de este certamen, donde han participado muchas mujeres

Este año, el 23 de abril fue un día para quedarse en casa. Como el anterior y como el siguiente. Eran los momentos, quizás, más confinados de la pandemia y el Ajuntament de Maó propuso un certamen de relatos breves en el que hubiera una referencia al confinamiento y otra categoría más enfocada a cómo se percibía esta situación a nivel personal.

Con un total de 55 obras presentadas, las dos ganadoras han conseguido convencer a los miembros del jurado con relatos como ‘Sabanas blancas’, de Ana Haro o ‘Un día cualquiera’ de Carlota Fluxà. Ambas se conocían previamente y mostraron su alegría en el acto en el que la regidora de cultura Concha Juanola explicaba el veredicto.

El premio que se llevan ambas es de 500 euros. Esto sucedió en el marco de la librería Espai 14, que ha participado también en la resolución del fallo.
En este mes de julio se presentará la edición de un libro que recoge las obras ganadoras y una selección de hasta 25 de los relatos que se han presentado al concurso, en cualquiera de sus dos categorías. Será un Día del libro desconfinado y que llegará con tres meses de retraso.

El confinamiento ha supuesto una oportunidad para muchos aficionados a la escritura a reflejar en sus trabajos la singularidad de vivir en esta época. La respuesta de participantes ha demostrado que hay muchas personas con inquietud por expresarse y de hacerlo escribiendo.

Así, este concurso ha supuesto un reflejo de muchas diferentes miradas sobre un momento y un lugar. Las emociones y sentimientos han aflorado entre aquellos que recuperaron un tiempo para la familia, para quienes sufrieron el miedo al encierro o al contagio o a quienes simplemente se convirtieron en testigos de cómo cambiaba el mundo que les rodea por culpa del virus a su paso por Maó.


Deja un comentario

Your email address will not be published.