Un ojo inteligente bajo el agua – menorca al día
Skip to content

Un ojo inteligente bajo el agua

IMEDEA y UIB van a poner la inteligencia artificial al servicio del recuento de peces en el mar balear

Los científicos utilizarán inteligencia artificial
Los científicos utilizarán inteligencia artificial
Esto les ahorrará muchas horas de trabajo de campo

Hacer un censo de los peces que hay en nuestras costas parece imposible. Pero el proyecto que coordinan los investigadores y técnicos del Grupo de Ecología de Peces del IMEDEA y del Grupo de Tratamiento y Análisis Matemático de Imágenes (TAMI) de la UIB pretenden aprovechar la tecnología para obtener información relevante de las poblaciones de peces, así como referencias de elementos en suspensión como arena, plásticos, algas o similares. Se trata de estudiar maneras de identificar especies de peces y cuantificar la abundancia automáticamente a partir de imágenes submarinas, mediante la aplicación de inteligencia artificial.

El proyecto DEEP-ECOM, financiado por el Govern durará hasta 2023 y explotará el flujo de vídeo submarino y el banco de imágenes del observatorio submarino Sub-Eye, situado en Andratx y parcialmente mantenido por el Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura (LIMIA).

Este método de amplio espectro pero barato puede aportar datos de mucha importancia a la ciencia. Desde hace pocos años, la irrupción de la inteligencia artificial llega a todos los campos con conceptos como aprendizaje profundo, que es lo que se pondrá en práctica en este proyecto. Así se podrá hacer un seguimiento y control de poblaciones de peces y el análisis de sus fluctuaciones.

Hasta el día de hoy, estudios anteriores que se han llevado a cabo en la costa de Menorca, implicaba la presencia de buceadores que se pasaban horas prospectando los fondos marinos a lo largo de muchas millas de distancia. Uno de los estudios más recientes, con técnicos del OBSAM, estuvieron haciendo seguimiento con toma de imágenes de zonas que habían sido estudiadas en el pasado para poder hacer una comparativa y determinar la evolución de la presencia de determinadas especies de la fauna marina.

Automatizando estos procesos se dará un acelerón a la investigación marina en Baleares y podría crear un precedente para que se instalen en el futuro observatorios similares a lo largo de la costa menorquina (Reserva de la Biosfera), similares a los que hay ahora en Andratx.


Deja un comentario

Your email address will not be published.