El Obispado de Menorca veta a una catequista que se ha casado con una mujer – menorca al día
Skip to content

El Obispado de Menorca veta a una catequista que se ha casado con una mujer

Ella, Carmen Mascaró, ha recibido el apoyo del Grupo de Catequistas de Sant Miquel

Cartel del Obispado y el Centro Catequístico de Sant Miquel editado este año
Cartel del Obispado y el Centro Catequístico de Sant Miquel editado este año

“Tenemos claro que el amor siempre debería ser un regalo, una bendición, nunca motivo de rechazo ni de exclusión”, escribe Carmen Mascaró Servera en la Hoja Informativa del Centro Catequístico de Sant Miquel, en Ciutadella. Una catequista que ya se preparaba para poder seguir enseñando las doctrinas de Jesús entre los feligreses de este centro, como ha hecho otros años, pero que se ha visto rechazada por haber contraído recientemente matrimonio civil con una mujer.

“Poco imaginábamos que, paralelamente a esta alegría, se estaba comunicando en nuestra comunidad de San Miguel que, fruto de casarme civilmente, se me consideraba persona non grata para dar catequesis. No quisiera pensar que, además, es porque mi compañera de camino es una gran mujer. Desgraciadamente, aún no tenemos otra opción que nos permita casarnos”, manifiesta Mascaró que señala que “me siendo con el deber ético y cristiano de compartir con todas la tristeza que me ha generado esta noticia. Y de hacer llegar esta disconformidad al Obispado de Menorca. Ojalá que, como humanos, no hagamos pequeña la mirada ancha, abierta y amorosa de Dios“.

Carmen Mascaró cree que “se debe dar valor a todas aquellas personas que han trabajado para recuperar unos derechos que nunca habíamos tenido, y que es importante haber dado este paso” que llenó de alegría a ella y a su pareja porque “entre todos nos habéis hecho y hacéis posible un camino sencillo que nace desde el respeto, la aceptación, la igualdad y el amor por encima de todo, sin diferencias ni prejuicios. Un camino que no es ausente de pequeños miedos e inseguridades, pero que, con coraje y cogidas de la mano, vamos dejando al margen”.

Mascaró recuerda que “he aprendido a conocer y amar a Jesús a Sant Miquel, gracias a mi padre y mi madre, y a toda la comunidad que me ha visto crecer en esta casa, que también es mi casa. Que amo incondicionalmente. Que siempre ha acogido y aceptado a toda persona, sin condiciones ni juicios. Una comunidad esencialmente laica, donde no hay nadie por encima de nadie, portadora de esperanza y bien para tantos niños y jóvenes. Trabajando para hacer presente, aquí y ahora, el Reino de Dios”.

Destaca que “en muchas ocasiones, me han preguntado cómo puedo participar de una institución como la Iglesia, que históricamente ha hecho tanto daño y que tiene una doctrina tradicional, muchas veces, incoherente y excluyente. No puedo negar que hay muchas manifestaciones y formas de ella que no me gustan y que, si pudiera, cambiaría. Pero… que tire la primera piedra aquel que esté libre de pecado. ¿O es que uno mismo no tiene luz y sombras? ¿Toda familia no tiene bueno y malo? ¿Riqueza y pobreza? ¿De qué me serviría juzgarla desde fuera? ¿Cómo podría trabajar para renovarla si no lo hiciera desde el amor, el conocimiento y el perdón?”

Pero recuerda que hay una “iglesia esperanzada y encarnada en la justicia social, que se hace pobre con los más pobres, que defiende con pasión los derechos de toda persona pisada, despreciada y vulnerada. Esta es la iglesia que soñó incansablemente Jesús, y que el Papa Francisco nos recuerda constantemente. Una iglesia en salida, que llegue a los márgenes, de puertas abiertas, para anunciar a todas las personas la buena noticia de Jesús. Donde todas tienen cabida, donde serán acogidas, queridas y valoradas por lo que son y lo que hacen. Donde nunca serán rechazadas, excluidas ni oprimidas porque son hijos e hijas del Dios del Amor”.

Apoyo del Grupo de Catequistas de Sant Miquel

Las compañeras de Carmen Mascaró en el centro han manifestado que no es fácil asumir el mensaje que les mandaron en el que les indicaban que “deberíamos prescindir de una catequista”. Señalan que “nos cuestionamos nuestra labor, ¿somos buen testimonio de Fe para los niños y jóvenes? Leyendo el Evangelio nos damos cuenta de que el mensaje de Jesús es amar sin condiciones. Que el Dios-Amor triunfe sobre las leyes de los hombres en beneficio de la Iglesia”.

Y finalizan su comunicado mandando un abrazo a Carmen Mascaró y recordándole que tiene su apoyo.


Comments (22)

  1. Recomendaría al obispado que reconsiderara esta decision… triste que a estas alturas de siglo se tomen decisiones de esta naturaleza… con una dosis discriminatoria e intolerante que mucho pone en cuestión su capacidad de estar a las alturas éticas del mundo que nos rodea.

  2. En las clases de catequesis esta persona les estaría enseñando los diez mandamientos, incluyendo el sexto, que es no tener relaciones sexuales fuera del sacramento del matrimonio. No es el mandamiento que en una sociedad como la nuestra más nos guste cumplir, pero es exactamente igual que los demás.
    Una persona cristiana coherente con su fe, si ve que tiene tendencias homosexuales y no puede o quiere practicar la continencia por amor a Dios, porqué quiere enseñar a niños algo para que después vean que ella es la primera que no cumple?
    Obviamente el espíritu que la guía no es el Espíritu Santo y tampoco a estos que salen a criticar las decisiones del obispado, que tiene que dar cuenta ante Dios de la educación de los niños.
    Una persona casada públicamente con alguien de su mismo sexo es una persona digna y aplaudida para la sociedad, pero no está en comunión con la Iglesia y dar catequesis cuando ella misma no puede comulgar es del camarote de los hermanos Marx.
    Apelar a la publicidad y a los sentimientos ajenos simplemente da una noción de que pretende enmendarle la plana al Señor y al pueblo de Dios decirle: ” Lo mío no es pecado, porque nos queremos”.
    Si quieres a alguien, lo primero es que vaya al Cielo, y estos niños merecen que no se les confunda, así que, hermanita, retírate y no escándalo es a los pequeños, que ya están bastante fastidiados por cómo va el mundo.
    Oraré por ti.

    1. De acuerdo contigo Susi. El amor al prójimo no está reñido con el acceso a la verdad. La fe que nos da la Iglesia no se fundamenta en estelas emocionales y afectivas, las cuales son cambiantes y vulnerables, sino en la verdad y en el amor que procede de Dios. Amor a toda prueba, pues el signo es Jesús que muere por la humanidad en una cruz.

    2. Sr./a. SUSII,
      A 26/10/2020, los únicos mandamientos que rigen nuestra sociedad son los recogidos en el ordenamiento jurídico/legislativo de nuestra constitución que asegura la convivencia con libertad civil, de pensamiento, cultura y religión sin que ninguna de ellas tengan que colisionar entre ellas. A lo que usted llama “pecados” nuestra sociedad moderna lo denomina “Sentencias Judiciales” y de éstas, la iglesia romana/apostólica lleva la mochila rellena con las costuras a punto de romperse, supongo que guiados por el “Espíritu Santo” de sus actores. Llegados a este punto no hay motivo de confusión ni de opinión, son circunstancias ciertas y contrastables.
      Salud

    3. Siento decirle que no estoy nada a favor de su reflexión. Es más, esta persona ha dado cataquesis varios años sabiendo el obispado que mantenía una relación amorosa con otra persona. El problema se encuentra en cuestionar su aptitud para ser catequista por el mero hecho de haber contraído matrimonio civil con su pareja. Sería muy facil tirar la toalla y dejar que la Iglesia cayera por si sola en el paso del tiempo.
      Cuando le dijeron a Rosa Parks que por ser negra no podía ir sentada en un autobús, ¿tendría que haber agachado la cabeza? NO, luchó por un derecho, por la NO discriminación. No hablo del derecho de poder ser catequista, hablo del derecho a no ser discriminada por su orientación sexual.
      Considero que los pasos que está dando Carme son muy adecuados y respetuosos.

    4. Pienso igual ella no debería continuar. Está confundida porque La enseñanza de Dios es clara y perfecta. Diferente es que alguien se equivoque y busque reconciliarse con Dios. Pero otra cosa es vivir en pecado permanente.
      Ya que la santidad consiste en vivir diariamente buscando la reconciliación.
      Cada amanecer es una nueva oportunidad para que voltemos la mirada a Cristo.
      y si ya estás en viciado en el pecado que llega a la vida de las personas de una manera astuta haciendo creer que está bien ya que le da un gozo falso hasta acorralarla en el vicio de la lujuria. El mal entra por la debilidad de nuestra conscupicencia. Debemos de estar atentos pregnados a Dios Bendito.
      El gozo sucio del pecado jamás te dará la paz la alegría de Dios, de la cual se goza en gracia con El Bendito.

  3. Quizá la confusión esta en el hecho de no distinguir el amor eros del amor ágape. El primero ocupa un gran espacio del ámbito emocional, por lo que el gozo y el placer son evidentes. De ahí el matiz de inocencia que desprenden. Es parte de nuestra naturaleza humana. El amor ágape es de índole espiritual y da sentido al amor eros para vivir la vida con responsabilidad. Esto implica renuncia y sacrificio por un bien mayor. esta conciencia se traduce en verdadera libertad y alegría. Ello implica madurez y vivir sin estar enteramente centrado en el propio bienestar.
    Si la vida de Jesús hubiera estado basado en ese hedonismo que no asume para nada el sufrimiento, jamás hubiéramos descubierto lo que es la vida eterna.
    Dios nos envíe la luz del Espiritu Santo que nos guíe a la verdad.

  4. Quizá la confusión esta en el hecho de no distinguir el amor eros del amor ágape. El primero ocupa un gran espacio del ámbito emocional, por lo que el gozo y el placer son evidentes. De ahí el matiz de inocencia que desprenden. No es malo, es parte de nuestra naturaleza humana. El amor ágape, en cambio, es de índole espiritual y da sentido al amor eros para vivir la vida con responsabilidad. Esto implica renuncia y sacrificio por un bien mayor. Esta conciencia se traduce en verdadera libertad y alegría. Ello implica madurez y vivir sin estar enteramente centrado en el propio bienestar.
    Si la vida de Jesús hubiera estado basado en ese hedonismo que no asume para nada el sufrimiento, jamás hubiéramos descubierto lo que es la vida eterna.
    Dios nos envíe la luz del Espiritu Santo que nos guíe a la verdad.

  5. Para SUSII:
    Sr./a. SUSII,
    A 26/10/2020, los únicos mandamientos que rigen nuestra sociedad son los recogidos en el ordenamiento jurídico/legislativo de nuestra constitución que asegura la convivencia con libertad civil, de pensamiento, cultura y religión sin que ninguna de ellas tengan que colisionar entre ellas. A lo que usted llama “pecados” nuestra sociedad moderna lo denomina “Sentencias Judiciales” y de éstas, la iglesia romana/apostólica lleva la mochila rellena con las costuras a punto de romperse, supongo que guiados por el “Espíritu Santo” de sus actores. Llegados a este punto no hay motivo de confusión ni de opinión, son circunstancias ciertas y contrastables.
    Salud

  6. … aquí lo que falla no es la decisión de la persona, sino la doctrina y la cerrazón de la secta religiosa… la prueba es que si hubiesen seguido mi hipotético consejo, el de tener una sana relación sexual con su pareja, haciendo vida normal SIN haberse casado, como hago yo, todo se hubiera desarrollado como la seda, pero eso sí, en el momento que -precisamente siguiendo los dogmas a los que te obliga la iglesia- decides casarte, o sea, regularizar una relación humana según las exigencias de la misma, va y aparece el gazapo… curioso… porque es una secta que se inmiscuye en lo más profundo de la vida de los fieles a los que capta, condicionándoles en aspectos que parecen ridículos a personas como yo que estamos afortunadamente fuera de su alcance… paso pena por la decisión de esta valiente mujer, que tiene un lastre del que entiendo no puede desprenderse para ser feliz, porque no olvidemos que en este tema, la iglesia parte a todas luces con el papel de malo de la película… en fin, paciencia…

  7. No sé cuál sea tu secta y si en caso tuvieras una …lo único que sé es que la lglesia de Cristo está formada por todo aquel que crea y cumpla su voluntad.
    Para hacernos partícipe del Reino de los cielos.
    Y es claro y presiso cuando señala enfatiza que no entrarán las lesbianas etc Salvo que se arrepientan y busquen la reconciliación.

  8. En vuestros comentarios solo veo tristeza, represión y opresión, además de un autoengaño enorme. Sed felices en la tierra tanto como podais porque después de muertos a Dios no lo encontraréis.
    Vivid en paz y dejad en paz al prójimo

    1. Ella no puede querer que se le acepte estar de catequista, sin tomar en cuenta esa decisión, puesto que ser “catequista” es enseñar la “Catequesis” de la Iglesia. Cuando hable del Matrimonio, ¿a nombre de quien hablará, de ella o de la Iglesia? Entonces se entiende la decisión de los obispos, que es lo mismo que se hace con otros casos de la Iglesia. La coherencia siempre ha sido un tema importante.

  9. Ella no puede querer que se le acepte estar de catequista, sin tomar en cuenta esa decisión, puesto que ser “catequista” es enseñar la “Catequesis” de la Iglesia. Cuando hable del Matrimonio, ¿a nombre de quien hablará, de ella o de la Iglesia? Entonces se entiende la decisión de los obispos, que es lo mismo que se hace con otros casos de la Iglesia. La coherencia siempre ha sido un tema importante.

  10. No se puede estar con Dios y con el diablo, ante todo ser coherente en lo que se hace y se enseña. El unico interes visible aqui es: No perder sus honorarios mensuales mas alla de la enseñanza conforme al evangelio, sus actos la hacen incongruente. El evangelio no se moderniza ni se negocia, se acata y punto.

Deja un comentario

Your email address will not be published.