Skip to content

Auxilian en Ciutadella a una mujer que se quemó las manos haciendo la merienda de su bebé

Agentes de la Policía Nacional acudieron a su domicilio tras recibir el aviso de la abuela del menor

Una acción de auxilio humanitario protagonizada por los agentes de la Policía Nacional de Ciutadella
Una acción de auxilio humanitario protagonizada por los agentes de la Policía Nacional de Ciutadella

La voz de alarma la dio la abuela. Su hija se había quemado las manos con aceite cuando preparaba la merienda para su bebé. Agentes de la Policía Nacional en Ciutadella auxiliaron a esta joven, de 20 años de edad, que llegó a la Comisaría llorando con el rostro y las manos abrasadas y con ampollas.

Sucedió el pasado jueves sobre las 17:30 horas. Varios Policías Nacionales observaron por las cámaras de seguridad instaladas en el perímetro de las dependencias de la Comisaría de Policía en Ciutadella, a una persona que corría hacia la puerta de acceso llamando de forma insistente a la puerta. Cuando los agentes atendieron a esta mujer, que presentaba un estado de agitación y nerviosismo considerable en el momento de relatar los hechos, vieron que por la calle principal llegaba una chica joven llorando con el rostro y las manos quemadas y llenas de con ampollas.

Mientras la joven se aproximaba a los agentes, la mujer que resultó ser la madre de la víctima, relató que mientras su hija estaba preparando la merienda al bebé de esta última le saltó el aceite de la sartén a las zonas afectadas produciendo las lesiones que presentaba en ese momento.

Como durante las manifestaciones aportadas hacía alusión a un bebé, los policías preguntaron por su estado, manifestando ambas que se encontraba bien, con su padre en el domicilio.

Debido al estado de la madre la Policía la trasladó en vehículo policial de forma inmediata hasta el Centro de Salud Canal Salat para su asistencia y allí permanecieron para dar acompañar a la abuela, que presentaba un gran estado de nerviosismo, y para calmarle y darle apoyo personal.

Dada la gravedad de las lesiones la joven tuvo que ser trasladada hasta el Hospital Mateu Orfila.

Al día siguiente y durante el servicio de tarde, los policías volvieron a contactar telefónicamente con la abuela quien les informó que su hija había recibido el alta hospitalaria y les agradeció su intervención en este suceso destacando que el cirujano que las atendió había manifestado que si no hubiera sido por la rápida intervención de la Policía las lesiones causadas hubieran sido mayores.


Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.


[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]