Skip to content

Los cardiólogos advierten que fumar conduce a corazones más débiles y gruesos

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata más de ocho millones de personas cada año

"El corazón se puede recuperar hasta cierto punto si se deja de fumar, por lo que nunca es demasiado tarde para dejarlo"
"El corazón se puede recuperar hasta cierto punto si se deja de fumar, por lo que nunca es demasiado tarde para dejarlo"

El tabaco no solo puede provocar infartos por la obstrucción de las arterias, sino que un nuevo estudio ha detectado que fumar también conduce a corazones más débiles y gruesos, con menos volumen de sangre.

Esta investigación es una de las principales novedades del ESC Congress que se celebra en Barcelona, el mayor congreso anual de cardiología.

“Nuestro estudio demuestra que fumar, no solo daña los vasos sanguíneos, sino también daña directamente al corazón, lo que significa que los fumadores tienen un menor volumen de sangre en la cámara izquierda del corazón y menos energía para bombearla al resto del cuerpo”, ha enfatizado la autora del estudio, Eva Holt, después de recoger datos de más de 3.800 pacientes daneses de más de 20 años.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata más de ocho millones de personas cada año, por lo que la investigadora ha remarcado que “las buenas noticias son que el corazón se puede recuperar hasta cierto punto si se deja de fumar, por lo que nunca es demasiado tarde para dejarlo”.

En 2020 las enfermedades cardiovasculares causaron casi una de cada cuatro defunciones (un 24,3 %) incluso por encima de los fallecimientos provocados por tumores, la segunda causa de muerte, o por enfermedades infecciosas, como la COVID-19, que fueron la tercera causa ese año, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre las novedades de este Congreso está que se presentarán diferentes resultados de ensayos sobre los efectos del tabaco, las vacunas del COVID-19, la contaminación, el cannabis o el insomnio, en las enfermedades cardiovasculares. EFE


Comment

  1. … el tabaco es una guarrada… no sólo es la salud de todos, la de los fumadores, que me importa más bien menos, sino la del resto de la gente, que deben soportar sus pestilencias que además son cancerígenas y les hacen padecer como fumadores pasivos, es decir, a su pesar… pero dejando la salud a un lado, los fumadores son unos cerdos, son contaminadores natos, colillas en la arena de las playas, en las calles, en todos lados, y esa mierda no es biodegradable, tarda años en desaparecer… y todo ello sin hablar de los incendios provocados por esos fumadores inconscientes que van tirando colillas mal apagadas por todos lados desde las ventanillas de los coches… centrarse pues en el tema de la salud de los pobres causantes de su propia enfermedad es quedarse muy muy cortos…

Respuesta a manumenorca Cancelar respuesta

Your email address will not be published.