Skip to content

El presidente del Parlament balear asegura que le “echan” por seguir instrucciones de Madrid

Gabriel Le Senne pasará a ser diputado no adscrito de la Cámara pese a contar con el respaldo del partido a nivel estatal

Gabriel Le Senne.
Gabriel Le Senne.
(Foto: PARLAMENT IB)

Palma, 29 ene (EFE).- El presidente del Parlament balear, Gabriel Le Senne, ha asegurado este lunes que la razón de que le “echen” del grupo parlamentario de Vox cinco de sus propios compañeros es “por seguir las directrices” de la dirección nacional del partido.

Le Senne ha mostrado su “tristeza” por su expulsión del grupo de Vox, junto a la presidenta del partido Patricia de las Heras, por parte de otros cinco diputados.

La consecuencia de esta crisis es que Le Senne y De las Heras serán a partir de ahora diputados no adscritos y los otros cinco representantes de Vox “secuestrarán” el grupo de Vox porque la dirección nacional del partido ha decidido expulsarles, ha señalado el aún presidente de la cámara.

El presidente saliente, que dejará el cargo el miércoles y ha confirmado su intención de seguir como diputado, ha asegurado que desconoce los motivos de esta crisis y ha negado con firmeza que sea por la política lingüística.

Sí ha reconocido que desde hace tiempo existían diferencias en el seno del grupo parlamentario y que él siempre ha intentado “calmar los ánimos”, pero finalmente ha resultado “imposible”.

Le Senne, visiblemente afectado por esta crisis institucional, ha declarado a los periodistas que toda esta situación es “muy extraña” y que el “movimiento” de sus compañeros Idoia Ribas, Sergio Rodríguez, María José Verdú, Agustín Buades y Manuela Cañadas es “absolutamente irracional”.

El detonante de su expulsión, ha elucubrado, tal vez sea que él y las Heras estuvieron este pasado sábado en Madrid en el congreso que reeligió a Santiago Abascal como presidente del partido.

Le Senne ha dejado claro que en ningún caso hablará mal de sus compañeros de partido, si bien ha subrayado que los ciudadanos, con ocasión de las pasadas elecciones autonómicas, depositaron su confianza en Vox y no en los integrantes de las listas.

Esta situación supone un “golpe” para el partido en Baleares, ha reconocido Le Senne, que confía en que la crisis se reconduzca como en su día se solucionó la del partido en Murcia.

El próximo miércoles Le Senne presidirá la reunión de la Mesa del Parlament que tramitará el escrito del grupo parlamentario Vox y que supone su inmediata destitución.

Le Senne abandona el cargo con “la satisfacción del deber cumplido” tras intentar ser “un presidente conciliador” y “neutral” en el debate parlamentario.

El político mallorquín ha dicho sentirse “muy orgulloso” por las buenas relaciones que ha sabido mantener durante estos meses con todos los partidos políticos.


Deja un comentario

Your email address will not be published.