Skip to content

Camareros, cocineros, recepcionistas… Menorca se lanza a por los trabajadores de temporada

La restauración, la hotelería y el sector comercial de la Isla ha iniciado el proceso de captación de empleados para la próxima campaña de verano

Lago de Cala'n Bosch, en Ciutadella.
Lago de Cala'n Bosch, en Ciutadella.

Dependientes, cocineros, camareros, jefes de sala, personal de mantenimiento, cocteleros… La restauración, la hotelería y el sector comercial de Menorca ha iniciado el proceso de captación de trabajadores para la próxima temporada de verano, en la que las previsiones anuncian una afluencia masiva de visitantes.

Las empresas, restaurantes, hoteles y establecimientos de la Isla han inundado desde hace algunas semanas las redes sociales con anuncios para la selección de personal, que volverá a contar este año con la dificultad añadida del problema de la vivienda y la competitividad de otros destinos turísticos.

“No resulta sencillo que la gente venga a trabajar a Menorca porque muchos tienen dificultades para encontrar un alojamiento a precios razonables”, asegura un restaurador de Menorca a este diario. “También está el problema de la cualificación”, expone otro, que admite que al final “acaba entrando en el negocio gente poco preparada”.

La situación no es nueva. La pasada temporada la restauración de Menorca ya lanzó una voz de alarma ante la dificultad para encontrar camareros, cocineros o ayudantes de cocina para los meses de julio y agosto. Además, en este 2024 la temporada está previsto que se avance, ya que la Semana Santa llega a finales de marzo. 

Así, muchos negocios han abierto desde hace algunos días el proceso de selección de empleados para poder llegar a tiempo al 24 de marzo, a pesar de que no resulta una tarea sencilla. En la Isla existen algunas páginas que se han convertido en plataformas para que empresas y trabajadores puedan ponerse en contacto. 

Con todo, el hecho de que la temporada turística de 2024 pueda alargarse casi 9 meses “debería ser un reclamo para los trabajadores”, ya que tienen una estabilidad laboral que otros años no existía. “Los contratos son más largos y eso debería ser una ventaja, pero está por ver la respuesta de la gente”, admite un restaurador.


Comment

  1. Nadie debería venir a trabajar a Menorca ,nunca creí que me.pusiersn robar legalmente,vivir en la miseria en mi tierra …así vivimos en Menorca ahora os meterán a 4en una habitación os cobrarán 200 euros por persona

Deja un comentario

Your email address will not be published.