Skip to content

Despedida con derrota

Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol

El sueño del playoff se desvaneció tras la derrota ante el Real Betis Baloncesto, 75-84, un marcador engañoso ya que el partido no se rompió hasta el cuarto final. El Hestia Menorca acusó la baja de Álvaro Sanz, las faltas personales y la ausencia de Clevin Hannah en la segunda mitad, llegando sin gasolina a un cuarto final que solo tuvo color visitante.

Gran partido de Eric Demers, acabando con 26 puntos, y de Diego Alderete, que acabó con 23 puntos. Ambos además hicieron las labores de uno ante la ausencia de Sanz y los pocos minutos jugados por Hannah.

Pese a la derrota no hay que desmerecer la enorme temporada realizada por los chicos entrenados por Javi Zamora, logrando el objetivo de la permanencia de una forma solvente. Así se lo reconoció la afición, 3100 almas despidiendo a su equipo como se merece, con una gran ovación y reconocimiento por el trabajo realizado.

Empezaba bien el partido para los intereses menorquines, Demers abría la lata desde el 6.75 y las ventajas, mínimas eso si, eran menorquinas, hasta el 7-5. Fue cuando el Real Betis tomó el mando, Rodríguez ponía el 7-10 en el marcador y lideraba las primeras ventajas visitantes que llegaron hasta los 7 puntos, 13-20 que se quedaría en un 15-20 al finalizar el primer acto.

El Hestia Menorca se mantenía metido en el partido, gracias, en parte,  a la inspiración de un Demers en estado de gracia, primero para poner el 24-26 y luego el 29-31 en el ecuador del segundo acto. El equipo empezaba a mostrar síntomas de que quería tomar el control de un electrónico que señalaba un empate a 31 tras dos puntos de Alderete, obligando a Bruno Costa a parar el partido. Faltó ponerse por delante y opciones hubo, Alderete y Demers pudieron hacerlo, pero el Betis resistía, 34-39 tras triple de Faggiano. Arteaga y Alderete estrecharían el cerco y llevarían el partido al descanso con un ajustado 38-39.

La igualdad se mantenía en los minutos iniciales del tercer acto, incluso con ventajas para los menorquines, pro con el 46-45 empezó a cambiar el guion. El equipo de Javi Zamora se veía mermado por las faltas, cuatro de Alderete, Demers y Suárez, Hannah seguía en el banquillo y el Betis ponía tierra de por medio, 47-56 tras un 0-8 de parcial, para entrar con 12 puntos de botín en el cuarto final tras dos triples finales.

Los de Javi Zamora lo intentarían en los 10 minutos finales, con más corazón que cabeza y con la gasolina muy justa. Los triples de Demers y Alderete darían cierto respiro pero el equipo andaluz se mostraba muy seguro de si mismo y se mantenía con 13 puntos de renta a poco más de 4 minutos del final, 61-74. Los triples menorquines eran replicados con la misma medicina y la ventaja visitante no se reducía por lo que los minutos finales carecieron de cualquier tipo de emoción.

Estadística Oficial del Partido


Deja un comentario

Your email address will not be published.