La costa de Menorca, ante un riesgo “real” de tsunami – menorca al día
Skip to content

La costa de Menorca, ante un riesgo “real” de tsunami

El Instituto Geográfico Nacional advierte que Balears es una de las zonas más expuestas

8QoJnyX31clS5pQZfBxn8m28GsGDoD7rLGFkkcjIR1s
8QoJnyX31clS5pQZfBxn8m28GsGDoD7rLGFkkcjIR1s

8QoJnyX31clS5pQZfBxn8m28GsGDoD7rLGFkkcjIR1sEspaña presenta un “riesgo real” de sufrir las consecuencias de un tsunami. Así lo han puesto de manifiesto dos expertos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en una tertulia organizada por el Geoforo del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) dedicada a la Red Nacional de Alerta de Tsunami.

“La sociedad española no es consciente de que la mayor catástrofe natural sufrida por nuestro país fue el tsunami provocado por el terremoto de 1755”, explicó Emilio Carreño, director de la Red Sísmica Nacional del IGN. De hecho, se calcula que el terremoto de 1755, conocido popularmente como ‘terremoto de Lisboa’, causó 1.200 muertes en la bahía de Cádiz.

Además, los estudios paleosísmicos sugieren que en esa zona se pudieron producir otros cinco tsunamis de gran magnitud a lo largo de la historia, según explicó Juan Vicente Cantavella, jefe del Servicio de Sismología del IGN. “En el Mediterráneo también se han registrado tsunamis de menor intensidad en 1790, 1804, 1954, 1980 y 2003, generalmente provocados por terremotos en la costa de Argelia”, añadió Cantavella.

Según estos expertos, las regiones españolas más expuestas al riesgo de un tsunami son la costa del Atlántico, especialmente Huelva y la bahía de Cádiz, la costa del Mediterráneo y las Islas Baleares, si bien la recurrencia de maremotos de gran intensidad es de entre 1.200 y 1.500 años.

A menor escala, Ciutadella es uno de los puntos de la geografía nacional en la que año tras año se producen “rissagues”, pequeñas oscilaciones del nivel del mar.

A pesar de este historial de tsunamis padecidos por las costas españolas, no fue hasta el año pasado, 2013, cuando el Gobierno, a instancias del Congreso de los Diputados, encargó al Instituto Geográfico Nacional la creación de una red de alerta de tsunamis. Carreño, encargado de la supervisión de dicha red, destacó el enorme esfuerzo que ha supuesto para el IGN la creación del sistema de alerta de tsunamis.

“Un terremoto producido cerca de la costa española podría ocasionar un tsunami que tardaría entre una hora y 20 minutos en llegar al suelo español. Por ese motivo hemos diseñado una red de alerta que sea sencilla, rápida y eficaz”, aseguró el responsable de la Red Sísmica Nacional.


Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.