Saltar este contenido

Los jóvenes de Balears se inician en el consumo de alcohol regular a los 17 años

Según los datos facilitados por Proyecto Hombre Baleares

Los jóvenes, de media, se inician en el consumo habitual de alcohol cuando todavía son menores
Los jóvenes, de media, se inician en el consumo habitual de alcohol cuando todavía son menores

La edad de inicio del consumo problemático de alcohol en los jóvenes de las islas se sitúa en los 17,7 años, 16,9 años en los hombres y 19,3 en las mujeres, según datos facilitados hoy, por Proyecto Hombre Baleares.

El presidente ejecutivo de la entidad en la comunidad, Jesús Mullor, ha reiterado hoy su preocupación por el consumo de alcohol entre jóvenes y menores, y las urgencias generadas por éste, tanto por enfermedades vinculadas la adicción como por los accidentes de tráfico o casos de delincuencia relacionados con la misma.

Con estas circunstancias, ha explicado Mullor, puede darse una “baja percepción” de la peligrosidad del consumo, lo que puede conducir a “problemas graves” de tipo sanitario, judicial o económico.

Además, ha detallado que cada año mueren 3,3 millones de personas en el mundo por problemas de salud relacionados con el consumo nocivo de alcohol, lo que supone que cada 10 segundos muere una persona en el mundo por esta causa. En el grupo de edad de entre 20 y 39 años, un 25 por ciento de las defunciones son atribuibles al consumo de alcohol.

Es preciso remarcar que el consumo de esta sustancia puede provocar más de 200 enfermedades, ya sean cardiovasculares, hepáticas, cáncer o incluso diabetes, además de trastornos mentales o comportamentales como depresión o ansiedad. De hecho, el consumo de alcohol “implica prácticamente el 10 por ciento de las muertes a nivel mundial” de la población de 15 a 49 años.

SEGURIDAD VIAL

Mullor también ha explicado la gravedad de los efectos negativos del consumo de alcohol en la seguridad vial ya que está implicado en un 25 por ciento de los accidentes; pues 12 de cada 100 conductores circulan tras haber ingerido drogas o alcohol. El presidente ha recordado que en 2016, más de 100.000 conductores dieron positivo en los controles de alcohol y otras drogas.

En este sentido, Mullor ha detallado que las drogas como el alcohol “no solo están relacionadas con una mayor accidentalidad, sino que también suponen una mayor mortalidad y con lesiones más severas”.

Según ha dicho, el impacto de su consumo está presente en muchos otros ámbitos. El alcohol está implicado en un 40 por ciento de casos de violencia doméstica, y en este sentido, el coste de la delincuencia vinculada al alcohol es de 33.000 millones de dólares según la OCDE.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.