Saltar este contenido

Decelera Menorca persigue 17 objetivos

De la mano de la pauta que marcó la Organización de Naciones Unidas en su plan de Desarrollo sostenible

Esto era la sostenibilidad
Esto era la sostenibilidad
Decelera se alinea con los objetivos de la ONU


Los Objetivos de desarrollo sostenible son el plan maestro para conseguir un futuro sostenible para todos. Se interrelacionan entre sí e incorporan los desafíos globales a los que nos enfrentamos día a día, como la pobreza, la desigualdad, el clima, la degradación ambiental, la prosperidad, y la paz y la justicia. Para no dejar a nadie atrás, la aspiración es cumplir cada uno de estos objetivos de cara al 2030.

Mientras siguen llegando solicitudes para la edición de este verano de Decelera Menorca (antes Menorca Millenials), repasamos cuales son estos objetivos y veamos si se cumplen o no en nuestra isla.

1. El fin de la pobreza. Para lograr este Objetivo de acabar con la pobreza, el crecimiento económico debe ser inclusivo, con el fin de crear empleos sostenibles y de promover la igualdad. Tras unos años de crisis económica, aún hay personas (y familias) que están atrapadas en una situación de riesgo de exclusión, incluso teniendo trabajos temporales.

2. Hambre cero. El sector alimentario y el sector agrícola ofrecen soluciones claves para el desarrollo y son vitales para la eliminación del hambre y la pobreza. Podría parecer que esto no es un problema en Menorca pero cada año se acentúan los programas solidarios de recogida de alimentos o se abren comedores sociales para dar sustento a quienes no tienen otra manera de acceder a un sustento básico.

3. Salud y bienestar. Para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible es fundamental garantizar una vida saludable y promover el bienestar universal. Frente a los programas de salud activa o la promoción de la isla como destino de turismo activo, la sanidad pública apunta a los muchos problemas que provocan una dieta desequilibrada y el sedentarismo. El tabaquismo ya no es el principal problema de salud, pero aún persiste en un destacado porcentaje de la población.

4. Educación de calidad. La educación es la base para mejorar nuestra vida y el desarrollo sostenible. Menorca destaca por el buen trabajo que realiza en el tramo de 0 a 3 años, pero aún preocupan los datos de fracaso escolar a partir de cierta edad (datos PISA) y el abandono para incorporarse de manera prematura en el mundo laboral.

5. Igualdad de género. La igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Menorca no se salva de las encuestas donde queda evidente que existen diferencias en cuanto a oportunidades o rols sociales y queda trabajo por hacer en este sentido.

6. Acceso al agua. El agua es una necesidad para la vida y ésta debe ser limpia y libre de impurezas, siendo accesible para todos los estratos sociales. En Menorca se está luchando (e invirtiendo) para que no se pierda este acceso al agua potable con plantas potabilizadoras, desaladoras, o sistemas de osmosis que limpien de sales o nitratos el agua que bebemos. Es un asunto que preocupa porque el recurso es limitado.

7. Energía asequible y no contaminante. La energía es central para casi todos los grandes desafíos y oportunidades a los que hace frente el mundo actualmente. Menorca aspira a la descarbonización y la carrera ha empezado porque el 2030 está muy cerca del calendario y aún no hemos despegado hacia la meta que nos hemos propuesto.

8. Trabajo decente y crecimiento económico. Debemos reflexionar sobre este progreso lento y desigual, y revisar nuestras políticas económicas y sociales destinadas a erradicar la pobreza. Muchos sectores económicos están obligados a subirse al tren del progreso. Un ejemplo claro en Menorca fue cuando con el estallido de la burbuja inmobiliaria hubo muchas personas que trabajaban en la construcción y tuvieron que reciclarse para encontrar trabajo en otros campos. Eso sucede y sucederá en otros ámbitos.

9. Industria, innovación e infraestructuras. Las inversiones en infraestructura son fundamentales para lograr un desarrollo sostenible. Menorca ha apostado en los últimos años por un aeropuerto más grande, un puerto más seguro en Ciutadella y la reforma de la carretera general. En el futuro probablemente serán las infraestructuras que permitan autonomía energética.

10. Reducir la desigualdad en y entre los países. La comunidad internacional ha logrado grandes avances sacando a las personas de la pobreza. Las naciones más vulnerables —los países menos adelantados, los países en desarrollo sin litoral y los pequeños Estados insulares en desarrollo— continúan avanzando en el ámbito de la reducción de la pobreza. Sin embargo, siguen existiendo desigualdades y grandes disparidades en el acceso a los servicios sanitarios y educativos y a otros bienes productivos. Menorca, pese a su proximidad a Mallorca e Ibiza, tiene un recorrido propio en cuanto a crecimiento económico o a situación de pobreza. Hay que trabajar para equilibrar las cifras.

11. Ciudades y comunidades sostenibles. Se necesita mejorar la planificación y la gestión urbanas para que los espacios urbanos del mundo sean más inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Menorca es Reserva de la Biosfera desde hace 25 años pero probablemente en aquel momento ya hacía falta una hoja de ruta que se aprobará este 2019.

12. Producción y consumo responsables. El objetivo del consumo y la producción sostenibles es hacer más y mejores cosas con menos recursos. Reforzar la producción local de Menorca, diversificada, de kilómetro cero beneficia la economía local y es más sostenible con el medio ambiente.

13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. El cambio climático es un reto global que no respeta las fronteras nacionales. Haciendo pequeños gestos en Menorca se puede ayudar a un necesario cambio global. Un ejemplo es la erradicación de los productos de consumo que contaminan muchos, como los plásticos de un solo uso. Pero éste es solo un ejemplo.

14. Conservar y utilizar de forma sostenible el mar y sus recursos. Nuestras precipitaciones, el agua potable, el clima, el tiempo, las costas, gran parte de nuestros alimentos e incluso el oxígeno del aire que respiramos provienen, en última instancia del mar y son regulados por este. Históricamente, los océanos y los mares han sido cauces vitales del comercio y el transporte. La gestión prudente de este recurso esencial es una característica clave del futuro sostenible. Sin embargo, en la actualidad, existe un continuo deterioro de las aguas costeras, debido a la contaminación y la acidificación de los océanos, que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad, y que también está afectando negativamente a la pesca de pequeña escala. Menorca tiene una reserva marina y aspira a ampliar zonas protegidas, aunque falla su vigilancia y gestión.

15. Vida de ecosistemas terrestres. Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad. En Menorca se precisa una acción conjunta de políticas proteccionistas del territorio con atención a la presencia de especies invasoras (vegetales o animales) que desplacen o eliminen a las endémicas. La limpieza de los bosques de Menorca es un tema que también debe tratarse mejor.

16. Promover sociedades justas, inclusivas y pacíficas. Acceso universal a la justicia y la construcción de instituciones responsables y eficaces a todos los niveles. Es un factor a trabajar en el ámbito educativo pero también desde el buen ejemplo que se debe llevar a cabo por parte de instituciones y sociedad civil en Menorca.

17. Alianzas para lograr estos objetivos. Un programa exitoso de desarrollo sostenible requiere alianzas entre los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil. Estas alianzas inclusivas construidas sobre principios y valores, una visión compartida, y metas compartidas, que colocan a la gente y al planeta en el centro, son necesarias a nivel global, regional, nacional y local. Decelera hace palanca para sumarse a esta lista de objetivos y, al hacerlo, ya está participando de este último punto.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.