Saltar este contenido

Laura Anglada, la estrella que viene

La joven jugadora menorquina de bádminton destaca en las competiciones nacionales con apenas 12 años y sueña con "ser profesional"

Laura Anglada, rodeada de trofeos.
Laura Anglada, rodeada de trofeos.

Viene de lograr la medalla de plata en dobles en el Master Nacional sub 15 de Palma, todo un logro para una jugadora de la categoría sub 13. Subir al podio se ha convertido en un hábito para Laura Anglada (Ciutadella, 2006), que con apenas 12 años suma 5 oros, 9 platas y 2 bronces en los Masters Nacionales, así como numerosas preseas en torneos escolares, autonómicos y territoriales. Sueña con llegar a ser profesional, subida a la ola de la andaluza Carolina Marín, que ha puesto al bádminton en la primera línea del deporte nacional.

-P. Estás compitiendo a gran nivel esta temporada, tanto en individual, como en el dobles. ¿Cuál es la clave del éxito?

-R. La clave del éxito es la constancia, la motivación y muchas horas de entreno. En casa me prepara físicamente mi padre 4 días a la semana. Y entre semana voy cada día a Es Castell para entrenar con mi técnico Carlos Daroca. También me encuentro un día por semana con Vicente Martínez, mi coach deportivo, que me prepara psicológicamente.

-Cómo compagina una deportista tan joven los estudios, los viajes y los campeonatos?

-Intento aprovechar al máximo las horas en el colegio. Curso primero de ESO en la Consolación de Ciutadella. Por ahora me va bastante bien.

-¿Qué objetivos te has marcado esta temporada?

-Mi objetivo es seguir avanzando e intentar ganar el campeonato de España sub 13 y coger experiencia en los campeonatos de Bélgica y Alemania.

-¿Es difícil para una jugadora de Menorca competir a nivel nacional, con las limitaciones que tiene la Isla en cuanto a desplazamientos y espacios para entrenar?

-Es muy complicado, ya que los desplazamientos son caros, hay pocas conexiones aéreas y no recibimos ayudas económicas. Además, la mayoría de veces tengo que acudir a los campeonatos sin entrenador. De momento, no he tenido problemas de espacio para entrenar, ya que tanto Es Castell, como en Ciutadella en verano, nos han cedido la pista.

-¿Qué papel está jugando en tu carrera el Club Menorca Badminton Es Castell?

-Yo empecé a entrenar en Ciutadella y me lo pasaba muy bien. Cuando decidí que quería competir fuera de la Isla me cambié a Es Castell, para poder entrenar con Carlos Daroca, que es el entrenador más preparado técnicamente de Menorca. Desde entonces, he avanzado muchísimo.

-¿Cuál es tu sueño como jugadora?

-Me gustaría fichar por un centro de alto rendimiento y poder llegar a ser profesional.

Me gustaría dar las gracias a mis padres por el esfuerzo que están haciendo por mi; al restaurante Park de Cala’n Blanes; a Mon Futbol; a Netsports Gijón (Yonex); a los ayuntamientos de Es Castell y Ciutadella; a Carlos Daroca y Carlos Riudavets; a Vicente Martínez y a todos los demás profesionales que me apoyan en los campeonatos.


Comentarios (2)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.