Skip to content

Llega a Ciutadella “Nextdoor”, la app que conecta a vecinos

Algunos residentes de la ciudad de Ponent ya han recibido hojas informativas para usar la aplicación

La idea que lanzan los impulsores de la iniciativa pasa por contar con un grupo superior a 10 residentes de una determinada zona con el objetivo de unirlos en un grupo.
La idea que lanzan los impulsores de la iniciativa pasa por contar con un grupo superior a 10 residentes de una determinada zona con el objetivo de unirlos en un grupo.

Las redes sociales prácticamente ya copan todos los aspectos de la vida. A las más conocidas como Instagram, Twitter o Facebook se suman muchas otras, que en mayor o menor medida acaban siendo utilizadas por el ciudadano medio. Tal es el caso de “Nextdoor”, una aplicación centrada en las relaciones entre vecinos que ya ha aterrizado en algunos municipios de la isla, como Ciutadella.

La idea que lanzan los impulsores de la iniciativa pasa por contar con un grupo superior a 10 residentes de una determinada zona con el objetivo de unirlos en un grupo que pueda interactuar entre sí y pueda atraer a más participantes. Así, en la carta repartida entre algunos vecinos de la localidad se apunta que es una aplicación privada y 100% gratis y se comparte un código que ayuda a verificar que has recibido la misiva por habitar en una zona concreta y expira en un plazo de siete días. “Es una manera maravillosa de conocernos entre vecinos y compartir recomendaciones: canguros, pintores, personas de la limpieza y mucho más!”, apuntan los impulsores de la iniciativa en el municipio de Ponent.

El uso de datos personales

“Nextdoor” es un proyecto que procede de Estados Unidos y parece que sí se ha implantado en algunas urbes europeas -como Londres- con más o menos éxito. Cuenta con versiones web, iOs y Android y es cierto que el ingreso es totalmente gratuito. Sin embargo, solamente hace falta echar un vistazo a los comentarios que hay en las tiendas de aplicaciones para ver que el principal temor que tienen los participantes es la necesidad de facilitar los datos personales para participar. “Mala idea dar tu dirección y nombre, no funciona bien y puedes unirte a un grupo de Facebook de tu barrio, que es lo mismo. Además, como no verificaba mi ubicación me pidió hacerlo por el número de teléfono y me advirtió que se usaría este para facturación… y yo creyendo que era gratis”, apunta un usuario en una evaluación.

Al parecer, para que “Nextdoor” funcione en un barrio concreto se ha de convencer a un grupo de más de diez personas en un intervalo de tres semanas y los primeros residentes que apuestan por usar la experiencia se convierten en una especie de embajadores que envían cartas como la recibida por los vecinos de algunas zonas de Ciutadella. Las redes sociales llegaron hace tiempo para quedarse y cada vez engloban más aspectos del día a día. Ahora, la duda reside en saber si se acabará implantando en Ciutadella. El tiempo -y el interés de los usuarios- decidirán.

(Texto: J.L. Llagües)


Deja un comentario

Your email address will not be published.