Skip to content

UOB reclama mejoras en la infraestructuras educativas de Menorca

Piden la descentralización del IBISEC

El IES Pasqual Calbó de Maó también impartirá este curso el Programa de Estudios Integrados
El IES Pasqual Calbó de Maó también impartirá este curso el Programa de Estudios Integrados

El sindicato Unión Obrera Balear, Sectorial de Enseñanza, se ha sumado a las demandas de la comunidad educativa de Menorca en cuanto a “la mejora de las infraestructuras de escuelas e institutos. Las carencias actuales dificultan la actividad lectiva de los centros, ya sea por la falta de espacio a la hora de afrontar el incremento del número de alumnos o bien por las demoras en el trámite de obras“.

UOB considera que las intervenciones en los centros de Menorca durante la pasada legislatura “no han bastado y muchos edificios aún presentan graves deficiencias. Por ejemplo, el instituto Cap de Llevant de Maó, que desde su creación ha duplicado el número de alumnos, sólo ha ha sido objeto de una mínima ampliación en 2005, cuando se construyeron tres aulas. Otra demanda histórica es la nueva escuela de Es Mercadal, que continúa aplazada por problemas de suelo“.

Señalan desde el sindicato que “las obras de mantenimiento son otro grave problema. El instituto Pasqual Calbó ha tenido que esperar un año para terminar la reforma del gimnasio y ya presenta problemas en el suelo. El centro no tiene dinero para reparar las goteras de las aulas de informática, que ya denunciamos desde UOB y según IBISEC debe asumir el presupuesto del centro, y la puerta de acceso exterior sigue precintada por el peligro de desprendimientos“.

Recuerdan que “el CEIP Verge de Gràcia, después de años de reclamar la eliminación de barreras arquitectónicas, han estado todo el curso sin poder emplear la instalación por falta de permisos, con la consecuencia de no poder emplear algunas aulas ni el único baño que hay para los docentes”.

Destacan también que “el CEIP Àngel Ruiz i Pablo hace años que espera unos baños para infantil y todavía no saben cuándo los tendrán. La escuela Sa Garriga de Sant Lluís, a pesar de tratarse de una escuela relativamente nueva, construida hace ocho años, presenta problemas de filtraciones y goteras, y la falta de una cocina obliga a los alumnos a trasladarse a otro centro si quieren el servicio de comedor”.

Además el sindicato UOB señala que “muchas de estas obras imprescindibles quedan desiertas por la falta de empresas en la isla. Necesitamos un nuevo modelo de gestión de infraestructuras transparente, consistente y de calidad, con garantías de que la obra se terminará a tiempo y con la calidad presupuesta”.

Por todo esto, reclaman la descentralización del IBISEC, y que se reactiven las reuniones con el Delegado de Educación de Menorca sobre infraestructuras, “unas reuniones que este año se han dejado de hacer y que consideramos esenciales para tener información y gestionar las obras de manera transparente, y asegurar, al fin y al cabo, que toda educación financiada con dinero público cumpla todos los principios de calidad y equidad”.


Deja un comentario

Your email address will not be published.