Skip to content

Preparando la vuelta al cole

Un estudio de Smartick, una web de refuerzo matemático para niños, recomienda que los pequeños adopten las rutinas del horario escolar antes de volver a las aulas

Vuelta al cole
Vuelta al cole
Solo quedan unos pocos días y conviene ir mentalizado

A lo largo del verano han campado a sus anchas. Los niños tenían vacaciones pero en unos días todo será diferente. El gran cambio de rutinas puede hacerles difícil esta vuelta al cole y, por tanto, hacer improductivas las horas lectivas de los primeros días mientras se adaptan.

Por eso la start up Smartick, que ofrece recursos online para que los niños mejoren sus aptitudes matemáticas, ha recomendado que los menores vayan retomando el ritmo normal de sus jornadas, con horarios más divididos entre estudio y ocio, y con responsabilidades, no solo en el colegio, sino también en casa.

Es importante hacerlo ya, antes de la re-entrada en el curso escolar. En Maó los alumnos van a salir de las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia y se van a topar con el curso escolar casi sin tiempo para descansar y eso puede repercutir en una adaptación más lenta.

Los buenos hábitos en el entorno familiar son los que les ayudarán a volver al cole con alegría y autoestima. Si durante sus vacaciones no han “desconectado” totalmente de la actividad intelectual, el regreso a clase será mucho más fácil y tendrán una mejor predisposición a enfrentarse de nuevo a los libros.

En especial, aquellos pequeños que han repasado sus conocimientos matemáticos llegan con una clara ventaja respecto a los compañeros que no han visto “un número” en el periodo estival. La diferencia puede ser de casi dos meses de desaprendizaje a medida que avanzan los cursos.


Comment

  1. … miedo me da la retrée escolar, pobres criaturas, confrontadas a la “asignatura” que el clero impone al gobierno que cursen los niños… para contarles lo del árbol, la serpiente y la manzana, los ángeles que vuelan, las palomas que procrean niños, el creacionismo, la biblia en pasta y demás fábulas, mientras intentamos que se formen como personitas de bien aprendiendo cosas útiles… buf… en fin, al menos los profesores de dogma religioso no son miembros del clero, al menos prevenimos otros peligros más serios…

Deja un comentario

Your email address will not be published.