Programa de implantación de buenas prácticas del dolor en el Mateu Orfila – menorca al día
Skip to content

Programa de implantación de buenas prácticas del dolor en el Mateu Orfila

Desde el pasado enero, se trabaja en la nueva guía BPSO del dolor para mejorar el trabajo de los sanitarios en este ámbito

Hay 12 pacientes ingresados en el Hospital Mateu Orfila
Hay 12 pacientes ingresados en el Hospital Mateu Orfila

En 2018 el Área de Salut de Menorca se subió al carro de la mejora impulsada a través de su propio personal y con acceso a experiencias propias y externas. Empezó a desarrollar este tipo de guías de las que ya se han hecho en lactancia materna, pie diabético y otras áreas. La del dolor es la que se une ahora para dar recomendaciones y recursos basados en evidencias científicas que ayuden a mejorar la atención que se les da a los pacientes.

Un grupo de sanitarios escogen las prácticas basadas en estudios científicos para aplicarlos en la atención que se brinda a los pacientes del Hospital Mateu Orfila. Esto sirve para comprobar cómo se pueden mejorar los procesos actuales. Las que encajen mejor pasan a instaurarse y se aplican a diferentes ámbitos de la atención hospitalaria.

Hay muchos tipos de dolor y muchas formas de sentirlo, tantas como personas-pacientes y sensibilidades existan. Por eso se dice que el dolor es un elemento subjetivo. La guía contempla todo esto y fomenta una atención personalizada.

En el caso de la Unidad de Cuidados Intensivos UCI hay ocasiones en las que el paciente no puede exteriorizar su dolor (no puede hablar). La guía dispone de una escala con prácticas específicas para cada tipología de paciente y en diferentes estadios de atención sanitaria que permite medir el dolor y actuar en consecuencia. La UCI, de hecho, es el primer lugar donde se implantará.

Al evaluar y registrar el dolor, los profesionales sanitarios se pueden adelantar al avance de los síntomas. La guía se está implementando poco a poco y en diciembre de 2022 debería quedar implantada totalmente en la UCI y luego pasaría a otras áreas del hospital e incluso a Centros de Salud para conseguir un mejor tratamiento y abordaje del dolor.

Todos los sanitarios participan de esta guía de manera que el carácter multidisciplinar ayuda a que no deje ninguna área médica sin voz en este manual de buenas prácticas.


Deja un comentario

Your email address will not be published.