La economía circular es una necesidad, no una opción – menorca al día
Skip to content

La economía circular es una necesidad, no una opción

La mesa redonda del ciclo de sostenibilidad en Sant Lluís debate sobre la importancia de adaptar el modelo económico actual

Date una vuelta por aquí
Date una vuelta por aquí
En este círculo hay sostenibilidad

No se trata tanto de inventarse algo nuevo, si no de corregir las deficiencias del actual modelo económico. En el acto de este pasado viernes en Sant Lluís, el creador de Decelera Menorca Marcos Martín expuso cómo ha ido evolucionando el modelo económico, dejando entrever sus debilidades o inconvenientes. Una sociedad consumista que no cierra el círculo está generando graves problemas, el primero medioambiental. Al ser insostenible en el tiempo, se precisa aplicar soluciones ya mismo y desde cada uno de nosotros, como opción individual para optar por una economía que sea más circular (y sostenible).

El concepto de economía circular nos habla de una estrategia que quiere reducir la entrada de los materiales vírgenes así como la producción de desechos. Entiende así que los flujos materiales son de dos tipos; nutrientes biológicos, diseñados para reintroducirse en la biosfera sin incidentes técnicos, y nutrientes los cuales están diseñados para circular con alta calidad en el sistema de producción pero no vuelven a la biosfera.

Algunos de los mejores ejemplos de economía circular ya están convirtiendo desechos plásticos que se recogen en la orilla de nuestras playas o el mar y lo re-convierten en otros objetos de consumo, como chanclas recicladas. Pero hay muchos más ejemplos que ya son una realidad, también fuera de Menorca. Las botellas de plástico (de cierto tipo de plástico) se pueden convertir en piezas de automoción, en concreto alfombrillas o salpicaderos. Hay empresas de mobiliario urbano que utilizan gomas y plásticos reciclados.

Muchas empresas que sirven sus productos en envases de cristal están dando una segunda vida (e incluso más vidas) a esos recipientes y con todas las garantías sanitarias. Volviendo al mundo del calzado, muchos contaminantes neumáticos de coche que solían acabar quemándose (con lo tóxico y peligroso que es eso para el medio ambiente) están resultando muy útiles para ser la suela de zapatos y abarcas. Los fresados, placas de material comprimido para el aislamiento de paredes que se utiliza en construcción e incluso el repavimentado de carreteras ya utiliza lo que hasta hace poco solo se veía como un grave problema de exceso de basura. El camino está trazado.

En la charla de ayer participaron también Nicola Cerantola y Álex Mur, exponiendo sus experiencias y opiniones sobre la economía circular.


Deja un comentario

Your email address will not be published.