Moverse en el verano menorquín – menorca al día
Skip to content

Moverse en el verano menorquín

El alquiler de vehículos se vuelve en algunos momentos caro y escaso

Los coches de alquiler llenan las carreteras
Los coches de alquiler llenan las carreteras
Precaución, amigo conductor

Es la ley de la oferta y la demanda. Menorca es un territorio limitado que cuenta con puntas de afluencia de turistas. Estos turistas quieren visitar la isla y para eso necesitan movilidad. Para las compañías de alquiler de vehículos supone un verdadero reto tener disponibilidad de coches de alquiler en el momento en el que lo pide el cliente porque todos lo quieren en el mismo momento (fechas puntas de las vacaciones) y como hemos dicho antes, el parque es limitado. O quizás no tanto.

En los últimos tiempos se han popularizado otras opciones de alquiler de vehículos que pasan por las motos e incluso vehículos “singulares”. No se extrañen si ven vehículos de época, normalmente destinados a alquilarse para un evento tipo boda, que se ha convertido en la carroza de las vacaciones de alguien que buscaba algo más exclusivo. Citroen dos caballos, Meharis, e incluso vehículos que se asemejan a los tuks tuks que tanto se utilizan en países asiáticos con ciudades de gran densidad de tráfico.

La irrupción del patinete eléctrico tampoco es una opción que se desmerezca si la distancia a recorrer no es demasiado larga.

El alquiler de bicicletas está a la orden del día con el añadido de que estamos en una Reserva de la Biosfera. Pedalear le da al viaje a la playa un elemento incluso más romántico y diferente que será recordado por el turista, sobre todo si viene de la ciudad y allí no está acostumbrado a moverse así.

El precio del alquiler de un vehículo que nos permita movernos en el verano menorquín va a variar mucho dependiendo de la disponibilidad de la flota en ese momento. Algo que debe ser tenido en cuenta por el turista que, si decide dejar esto para el último momento, puede llevarse sorpresas desagradables. Habrá que recordar que hay muchas playas a las que se puede llegar en autobús (y no en coche).


Deja un comentario

Your email address will not be published.