El tiempo rítmico de Toni Ocanya – menorca al día
Skip to content

El tiempo rítmico de Toni Ocanya

El teclista, productor y compositor menorquín tiene a punto su primer disco en solitario de música electrónica: 'Beat Time'

Toni Ocanya. Beat Time.
Toni Ocanya. Beat Time.
Toni Ocanya. Beat Time.

Toni Ocanya en su estudio de Ciutadella.
Toni Ocanya en su estudio de Ciutadella.

Aunque ha estado integrado en diversos proyectos y en este último año y medio, por ejemplo, ha sacado hasta cuatro álbumes con diferentes sellos discográficos y conjuntamente con Lluís Mompó, el menorquín Toni Ocanya (Ciutadella, 1973) tiene a punto el que será primer disco en solitario de su dilatada carrera como teclista, productor y compositor musical. Pese a que ya pueden escucharse algunas de sus canciones, el disco completo, que se llamará ‘Beat Time’ (‘Tiempo Rítmico’), estará disponible a través de las tiendas digitales de Internet a partir del próximo 20 de diciembre, bajo el sello de White Island Records de Barcelona.

El proyecto ‘Beat Time’, que contendrá hasta 15 canciones muy dentro del estilo de música electrónica y con muchas pinceladas de música ‘cinemática’, empezó a gestarse hace un año a partir de la canción ‘Esencia de la nueva luna’, que, paradójicamente, en el disco, se escuchará en última posición. Se trata de un tema sólo con piano y cuerdas y con un ambiente muy pausado (seguramente el que más de todo el disco), muy ‘new age’ y que, en cierta manera, recuerda a la música de Vangelis.

'Beat Time' es el primer disco en solitario de Toni Ocanya.
‘Beat Time’ es el primer disco en solitario de Toni Ocanya.

Como curiosidad, de ahí lo de paradoja, y según afirma Toni Ocanya, cabe destacar que si ‘Beat Time’ nació a partir de este tema y después llegaron los otros, cada vez más moviditos yendo de menos a más en este sentido, el orden que las canciones han tomado en el disco es a la inversa, ya que a simple vista se inicia con los más impactantes en cuanto a velocidad (‘Assault’ y ‘Adán’) y va decreciendo en intensidad, aunque ganando en armonía a medida que se avanza hasta el final. Otras canciones que están entremedio de éstas son, a modo de ejemplo, ‘Tibetan’ (en lo que viene a ser una fusión entre ‘chill out’ y música clásica) o ‘Chaos’ (que, aunque casi al final del disco, lleva inherente cierta acción).

Para Toni Ocanya, en ‘Beat Time’, que es un trabajo de estudio puro y duro y que no tendrá presentaciones en directo, ha hecho lo que a él le gusta y hay un poco de todo: “Siempre me han encantado las bandas sonoras y cuando compongo no lo hago de forma lineal sino imaginando escenas y situaciones. Me imagino la música como si estuviera acompañada por imágenes, y cuando veo algunas situaciones tiendo a ponerles música. De ahí lo de música cinemática. Creo que será también una buena herramienta para quien trabaje con imágenes”.

En realidad, a Toni Ocanya, que viene tocando el piano desde los 6 años y que también tiene en el ordenador a un buen aliado para la grabación de las pistas, siempre le ha gustado también el ‘new age’, además de las bandas sonoras, y sin querer disimular la influencia de músicas electrónicas ha querido crear ambientes y paisajes melódicos, consiguiendo un carácter propio que puede que no deje a nadie indiferente.

En estos enlaces de su ‘my space’ pueden escucharse tres de las canciones que se integran en este ‘Beat time’ de Toni Ocanya: ‘Adán’, ‘Sinapsis’ y ‘Esencia de la nueva luna’.


Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.