El PP denuncia la cesión ilegal de una finca de Es Castell para cuidar caballos – menorca al día
Skip to content

El PP denuncia la cesión ilegal de una finca de Es Castell para cuidar caballos

El concejal de Som permitió la instalación de los animales sin contrato ni conocimiento de la alcaldesa

Cinco caballos.
Cinco caballos.
Los animales pastan por la parcela municipal. (Foto: PP)

El PP de Es Castell denuncia que una pequeña manada de caballos ocupa un solar que es propiedad del Ayuntamiento. La parcela está situada en la zona del polígono industrial, en un área de servicios y junto a la estación desnitrificadora. Se trata de una superficie de 21.000 metros cuadrados que el Consistorio adquirió durante el pasado mandato con el propósito de instalar  allí una planta fotovoltaica y un segundo depósito de agua.

De esta cesión de terrenos o de su usufructo no existe ningún documento, ni contrato, ni siquiera la alcaldesa Joana Escandell tenía conocimiento del mismo según afirmó en el pleno municipal. Fue en una intervención posterior que el concejal de Som Es Castell, Gonçal Seguí, informó a la Corporación que él mismo había autorizado temporalmente ese uso y que el ayuntamiento resulta beneficiado porque el cedatario mantiene así limpia la parcela.

Para el Grupo Popular, esta actuación  está completamente fuera de ley, no hay ningún contrato ni documento que la ampare y es, por tanto, improcedente. Consideran también como “inadmisible” la conducta del concejal que, a espaldas del equipo de gobierno, actuó consintiendo la “privatización” de un bien municipal para un uso inadecuado y sin que medie licencia ninguna.

Al menos cuatro o cinco caballos de raza pequeña pastorean a diario en la parcela que espera la llegada de inversiones en programas de infraestructuras del agua así como también las inversiones de impulso a la implantación de energías renovables que en su día se comprometió a realizar el Govern balear.

Según el PP la presencia equina arrancó en el mes de abril y parece que se ha consolidado con el cercado mediante una valla metálica de unos dos metros de altura que impide la fuga de estos animales.


Deja un comentario

Your email address will not be published.