Torre de Fornells, ajedrez británico

Un castillo sin torres no pasa de ser muralla, pero una torre sin murallas es, por derecho propio, castillo.
En recuerdo de Babel, la torre es casa de Dios en las antiguas barajas. Torres albergan prisiones, cuartos de guardia, aposentos. Todas con cuatro costados para que aúllen los vientos. La de Fornells, sin embargo, es de planta circular, y la construyeron los ingleses como torre de defensa muy necesaria en este punto álgido para el desembarco al asalto del castillo de Sant Antoni.
La torre alberga un museo y tiene en su azotea unas vistas inmejorables de la zona. Es, por derecho propio, la torre de defensa más visitada de Menorca. En ella permanece muy bien conservado el diseño original, con depósito de agua, almacen, sona de residencia y zona de artillería.
Como ilustran bellamente las películas de la saga “El Señor de los Anillos”, basado en las novelas homónimas del muy británico Tolkien, desde esta torre se divisan, a ambos lados, las torres subsiguientes, con el fin de comunicarse velozmente entre ellas en caso de necesidad, cubriendo el litoral entero en pocos minutos.

Un comentario en “Torre de Fornells, ajedrez británico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *